Los aparatos de cavitación, durante mucho tiempo, fueron uno de los principales productos ofertados por las empresas dedicadas a los tratamientos de belleza. 

También conocido como lipocavitación o cavitación de la grasa. Son tratamientos donde las partes del cuerpo con imperfecciones son tratadas por estos equipos que utilizan ondas moduladas en 40 kHz. Los equipos de cavitación excluyen la grasa localizada, es decir, rompen las células adiposas del cuerpo centrándose principalmente, de forma rápida y efectiva, en aquellas partes muy difíciles de trabajar debido a la zona donde se encuentran. 

Este aparato crea de forma controlada y repetida micro burbujas de vacío que inducen al rompimiento de las células grasas, logrando liberar el contenido que es excretado través del sistema linfático por la orina y heces. 

Después de cada sesión es importante realizar un drenaje linfático, elasto-compresión y actividad física. También es necesario que el paciente consuma abundante líquido antes y después del tratamiento, para favorecer la eliminación de los diglicéridos.

Tecnología médica de última generación

Tenemos una amplia gama de productos para diversos tratamientos

Efectos de la Cavitación

El tratamiento de la cavitación produce varios efectos en el cuerpo de la paciente lo cuales básicamente son:

  • Efectos micro mecánicos: El movimiento de la onda ultrasónica produce la presión, los movimientos, interrupciones y cambios importantes de las partículas microscópicas. Las ondas de presión las producen los cambios en la estructura de las proteínas, la formación de radicales libres, los cambios en la porosidad de la membrana celular y la eliminación de las fibras de colágeno con una reducción de la adhesión entre las células.
  • Efectos térmicos: al realizarse el tratamiento se nota un punto de calor en el área en que se lleva a cabo el tratamiento. Estos son los rayos que pasan a través del tejido, produciéndose la absorción de la energía con el aumento de la temperatura. Este efecto es muy visible.
  • Efectos químicos: al exponer la piel a las ondas de ultrasonidos las partículas de la misma son afectadas y sufre una aceleración especifica. Esta aceleración puede dar lugar a la modificación de las características químicas de los tejidos.
  • Los efectos de la cavitación: la cavitación estimula la formación de microburbujas. Cuando la onda sonora entra en el tejido adiposo induce un movimiento dentro de las células de grasa. Así es como se forman burbujas que aumentan de tamaño desintegrándose finalmente. Fundamentalmente este es el proceso de la cavitación.

¿Sigue siendo la mejor opción?

Hasta hace unos 6 o 7 años la Cavitación era de los tratamientos más usados en las cabinas de estética avanzada, pero los avances científicos dieron lugar a una nueva generación de equipos HIFU que doblan la eficacia y precisión de los tratamientos tradicionales.

¿Que diferencias hay entre HIFU y cavitación?

  • La tecnología HIFU logra eliminar adiposidades de forma precisa y además logra tensar la piel, todo en el mismo tratamiento. Con la Cavitación esto no sucede, pues cuando realizamos un tratamiento y, después de varias sesiones, se logra reducir volumen, después hay que tratar la flacidez.
  • La Cavitación no se puede aplicarse en ciertas partes del cuerpo, sobre todo las más curvas y las que están cerca de órganos importantes para evitar posibles efectos adversos, pues las ondas de la cavitación son expansivas y no podemos controlarlas, por ello se limita su uso en tiempo y zona. Con los equipos HIFU esto no sucede, es un tratamiento seguro ya que los ultrasonidos son focalizados y están en todo momento controlados y limitados. Se puede administrar a diferentes profundidades según la zona a tratar para trabajar en un entorno de control absoluto.
  • La Cavitación puede extenderse hasta  9 sesiones y se suelen realizar 1 o 2 sesiones a la semana Para conseguir resultados significativos, se suelen repetir dicho tratamiento 2 o 3 veces al año según caso. Con la tecnología HIFU obtenemos resultados visibles con 1 sesión y se obtienen excelentes resultados realizando una media de 2 o 3 sesiones anuales según el paciente. Dichas sesiones se realizarán cada 2 o 3 meses aproximadamente. De media se pueden perder de 2 a 4 cm de contorno con cada sesión de hifu mientras que con la antigua técnica de cavitación se necesitan realizar muchas sesiones para lograr reducir dicha cantidad.

Productos relacionados

Fire-xel

Primer láser de Co2 fraccional con tecnología analizadora de piel que le permite optimizar los parámetros de tratamiento en función del tipo de piel a tratar. Cuádruple sistema de emision láser, fraccional, ultrapulsada, superpulsada y continua.

Lotus III

Es un láser Er: YAG altamente versátil que proporciona una amplia gama de configuraciones y modos que ofrecen la capacidad de crear planes de tratamiento personalizados y óptimos en una variedad de indicaciones.

Helios III

Emplea las características y tecnologías más recientes disponibles en la industria láser en la actualidad se puede utilizar de forma segura durante largos períodos de tiempo sin problemas ni pérdida de energía.

Hace mas de 5 años que uso HELIOS sin problemas. Los pacientes siempre felices.

Eduardo De Carli

Médico